La Perfecta Unión
El Misterio mas grande del universo es sin duda ¿quien es Dios?
El concepto de la Trinidad nos permite conocerle un poco más de cerca.
Claro es que reconocemos que somos seres finitos y que a un Dios infinito nunca lo podremos, mientras nos encontremos en este cuerpo terrenal, llegar a conocer totalmente. Entendemos que Cristo nos lo dio a conocer pero que hay cosas que nos están guardadas.
Dios nos dice a través de Jeremías "Yo te enseñare cosas grandes y ocultas" y a través de Pablo "un día conoceremos como fuimos conocidos" En este estudio vamos aprender un poco más de como es Dios.
La palabra Trinidad no aparece en la Biblia, pero el concepto o la enseñanza si la encontramos desde Génesis hasta Apocalipsis.
Dios es un solo ser, pero tres personas.
El Ser de Dios: ¿De que esta hecho Dios? Lo mas difícil del concepto de la trinidad es que no hay con que compararlo directamente. La razón es que no existe ningún otro ser en el universo que sea como Dios. El ser que más se le parece es el hombre porque fue hecho "a imagen y semejanza de Dios".
A. De que esta hecho el Hombre.
“Que el mismo Dios de paz os santifique por completo, y que guarde irreprensible todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, para el día del regreso de nuestro Señor Jesucristo”. (1 Tesalonicenses 5:23)
El hombre esta hecho de: espíritu, alma y cuerpo.
B. Dios esta compuesto de Padre, Verbo y Espíritu Santo
“Porque tres son los que dan testimonio en el cielo, el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo: y estos tres son uno” (1 Juan 5:7)
Notemos que la escritura dice que tres son los que dan testimonio y que estos tres uno son.
Dios tiene una sola mente, es uno en esencia pero es tres personas diferentes. ¿Que queremos decir?
Que lo que sabe el Padre lo sabe el Verbo y el Espíritu Santo a la misma vez y vice-versa. Una sola mente pero no una sola persona.
Vemos como a Cristo se le llama Verbo y no Jesús o Hijo.
La razón es que el que siempre ha existido no es Jesús ni el Hijo. Jesús nació, El Verbo nunca nació porque al igual que el Padre siempre ha existido.
C. La Unidad del Ser de Dios
Cristo no niega que Dios es uno, al contrario lo ratifica.
Comparemos los siguientes versículos;
“Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es” (Deuteronomio 6: 4)
“Y Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel, el Señor nuestro Dios, el Señor uno es” (Marcos 12: 29)
Pero tampoco niega que el mismo es Dios.
“Yo y el Padre una cosa somos”. (Juan 10: 30)
Dios es un solo Dios pero no una sola persona.
Algunos dicen que el se manifiesta en tres personas según la necesidad. Por ejemplo, que el puede ser el Padre y después cambiarse al hijo o al Espíritu Santo según la necesidad que haya. Esto no es bíblico.
Si esto fuera cierto, no pudieran los tres estar al mismo tiempo ejerciendo diferentes funciones.
“Y luego, subiendo del agua, vio abrirse los cielos, y al Espíritu como paloma, que descendía sobre él. Y hubo una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tomo contentamiento” (Marcos 1: 10-11).
Aquí vemos al Verbo en forma de Jesús siendo bautizado, al Espíritu Santo en forma de paloma descendiendo sobre Jesús y al Padre hablando desde los cielos.
En Judas 20, 21 Se nos declara que cada una de las personas de la Trinidad tiene una función específica con relación al hombre pero se nos aclara que Dios sigue siendo uno en el v. 25
“Mas vosotros, oh amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando por el Espíritu Santo. Conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo, para vida eterna”. (Judas 1: 20-21)
Al Dios solo sabio, nuestro Salvador, sea gloria y magnificencia, imperio y potencia, ahora y en todos los siglos. Amén. (Judas 1: 25.)
También en Hechos 7:56 Esteban nos dice que ve al Hijo del Hombre--Este titulo le pertenece a Jesús sentado a la diestra de Dios. Si fuera Dios una sola persona no vería a dos sino a uno.
“Y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del hombre que está á la diestra de Dios” (Hechos 7: 56)
Conclusión.
“Y dijo Dios: Hagamos al hombre á nuestra imagen, conforme á nuestra semejanza; y señoree en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en todo animal que anda arrastrando sobre la tierra” (Génesis 1: 26)
¿A imagen de quien somos hechos?
“Y creó Dios al hombre á su imagen, á imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” (Génesis 1: 27)
“El que derramare sangre del hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque á imagen de Dios es hecho el hombre.” (Génesis 9: 6)
No fuimos hechos a imagen de un ángel ni ningún otro ser, fuimos hechos a imagen de Dios. ¿Por que entonces Dios dice: hagamos?
Un Dios, Un ser, Una mente, Tres Personas.
Grande es el Dios que servimos. ¡Ningún otro como El! Amen.

La sabiduría infinita de Dios ha creado un maravilloso ciclo de vida, una vida que nos llega a través de pequeñas e innumerables gotas de lluvia.





“Ciertamente yo buscaría a Dios…el cual hace cosas grandes e inescrutables y maravillas sin número. Que da la lluvia sobre la faz de la tierra, y envía las aguas sobre los campos” Job 5:8-10

Si usted le dice a alguien: “Mi Dios hace cosas grandes e incomprensibles; hace maravillas innumerables,” y esa persona le responde, “¿En verdad? ¿Como qué?” ¿Le respondería usted, “como la lluvia”? ¿Es la lluvia una maravilla grande e incomprensible? Imagine que usted es un granjero en el Medio Oriente lejos del mar o de cualquier lago o río. Unos pozos son los que suplen a su familia y sus animales con agua.

Pero para que las cosechas crezcan y la familia sea alimentada mes a mes, el agua tiene que venir de otra fuente aparte de los campos. ¿De
dónde?

Bueno, del cielo. ¿Pero, puede venir agua del cielo? No exactamente. El agua tiene que ser transportada en el cielo desde el mar
mediterráneo por varias cientos de millas y entonces ser derramada sobre los campos.

¿Transportada? ¿Y cuánto pesa? Bueno, si cae una pulgada de lluvia sobre una milla cuadrada de tierra durante la noche, eso seria 27,878,400 pies cúbicos de agua que equivale a 206,300,160 galones, lo cuales pesan 1,650,501,280 libras de agua. ¡Eso es pesado!

Pero ¿Cómo logra subir toda esa agua al cielo y mantenerse allí si es tan pesada? Bueno, lo hace por medio de la evaporación. ¿En verdad?

Esa es una palabra bonita. ¿Qué significa? Significa que el agua deja de ser agua por un tiempo para poder subir y no caer. Ya. Pero entonces ¿Cómo es que después cae? Pues se condensa. ¿Y qué es eso? Es cuando el agua evaporada se hace agua de nuevo uniéndose en pequeñas partículas de entre diez milésimas y una milésima de centímetro de ancho. Eso es pequeño.

¿Y qué acerca de la sal? El agua del mar mediterráneo es salada y eso mataría las cosechas. ¿Qué pasa con la sal? Bueno, tiene que salir. Ah, ¿entonces el cielo levanta un billón de libras de agua evaporada del mar, le saca la sal, la transporta por trescientas millas y
luego la arroja (convertida en agua nuevamente) sobre mi granja?

Bueno, no la arroja. Si arrojara un billón de libras de agua sobre la granja, aplastaría el trigo.

Así que el cielo salpica ese billón de libras de agua en forma de pequeñas gotas, las cuales tienen que ser suficientemente grandes para caer más o menos de la altura de una milla sin evaporarse, y suficientemente pequeñas para no aplastar la cosecha de trigo.

¿Y como estas microscópicas partículas de agua que unidas pesan un billón de libras se convierten en gotas suficientemente pesadas
para caer? Por medio de la coalescencia. ¿Que es eso? Significa que las partículas de agua comienzan a chocarse unas con otras y se juntan, y cuando ya están suficientemente grandes comienzan a caer. ¿Solo así? No exactamente.

Porque si no hubiera un campo eléctrico presente, ellas se quedarían rebotando una con otra en lugar de unirse para convertirse en gotas.
¿Cómo es que un campo eléctrico? No importa. Le aseguro que así es.

Creo que yo también voy simplemente a recibir las palabras de Job. No puedo entender como es que las gotas logran llegar al suelo porque si comienzan a caer tan pronto son más pesadas que el aire, ellas serian demasiado pequeñas para no evaporarse al caer. Pero si esperan más tiempo antes de caer, ¿Qué es lo que las hace no evaporarse? Si, estoy seguro que hay algún nombre para eso también.

Pero me siento satisfecho por ahora de que, cual sea el nombre que se le de, esta es una grande e inescrutable cosa que Dios ha hecho. Creo que yo debería estar agradecido—mucho más agradecido de lo que ahora estoy.

Autor: JOHN PIPER



Un viajero muy cansado llegó a la orilla de un río y se percató que No había un puente por el cual se pudiera cruzar.

Era invierno y la superficie del río se hallaba congelada. Obscurecía y deseaba llegar pronto al pueblo que se encontraba a poca distancia del río, mientras hubiera suficiente luz para distinguir el camino.

Llegó a preguntarse si el hielo sería lo suficientemente fuerte para soportar su peso. Como viajaba solo y no había nadie más en los alrededores, una fractura y caída en el río congelado significaría la muerte; pero pasar la noche en ese hostil paraje representaba también el peligro de morir por hipotermia.

Por fin, después de muchos titubeos y miedos, se arrodilló y comenzó, muy cauteloso, a arrastrase por encima del hielo. Pensaba que, al distribuir el peso de su cuerpo sobre una mayor superficie, sería menos probable que el hielo se quebrara bajo su peso. Después de haber recorrido la mitad del trayecto en esta forma lenta y dolorosa, de pronto escuchó el sonido de una canción detrás de sí.

De la noche salió un carruaje tirado por cuatro caballos, lleno de carbón y conducido por un hombre que cantaba con alegría mientras iba en su despreocupado camino.

Allí se encontraba nuestro temeroso viajero, arrastrándose con manos y pies, mientras, a su lado, como un viento invernal, pasaba el alegre y confiado conductor con su carruaje, caballos y pesada carga por el mismo río.

Esta historia nos ilustra cómo muchas personas pasan por las dificultades que les presenta la vida:

Unos se quedan en la orilla de la indecisión, incapaces de decidir qué camino tomar. Otros prefieren permanecer allí, tratando de reunir suficiente valor para llegar al otro lado del problema en que se encuentran. Algunas personas se arrastran en la vida por temor a que las dificultades se les vuelvan adversas (se les rompa el hielo). Su fe no es lo bastante fuerte para sostenerlos de pie en medio de la adversidad. Existen los que van silbando por el camino. Saben en quién tienen puesta su confianza y su fe es inquebrantable.

Mi querido amigo, cuando se te presenten por la vida, ríos de adversidades, no debes temer, ni arrastrarte por la vida. Dios nos ha prometido ayuda y con ésta, podemos enfrentar la dificultad y llegar con seguridad al otro lado.

"Fiel es Dios que nunca nos va a dejar ser tentados más allá que nuestras propias fuerzas. Sino que junto con la prueba, nos dará la fortaleza para poder resistir." (1 Corintios 10:13)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Pagina oficial en Facebook Reflexiones Cristianas | Otras paginasMusica y Peliculas Cristianas | Bella Creacion